Se acabó el verano y con la vuelta a la rutina, vuelven las pseudo-depresiones post-vacacionales, el sueño matinal, el humor canino en la oficina… Todo ello al menos durante unos días. Por eso, aquí volvemos desde MML a la carga con nuevas recomendaciones en narrativa, gentileza de nuestra querida Almudena (Ramón Llull book store mediante), para que todo ese mal fario, karma o como lo llaméis, desaparezca, o al menos, se atenúe. Cinco títulos, a cuál de ellos más interesante, para disfrutar del final del verano. ¡Vamos allá!

AL03632Setecientos millones de rinocerontes, de Manuel Vilas. Editorial Alfaguara.

Desde la alegría inapelable, el amor o el desamor, la creatividad exótica, la desesperación, la risa, la ebriedad o la locura, los seres que pueblan estas páginas revelan una originalidad que puede parecer alucinada. Este conjunto de locos, de rinocerontes resplandecientes, nos conduce a la empatía o al asombro pasmado, pero siempre, de alguna forma, a la identificación profunda con unas personas que desde su deriva están sintiendo de verdad, con desorden, con dulzura, desenfrenadamente. Manuel Vilas retrata en este libro la excepcionalidad de la mente del hombre moderno y transmite, con acrobacias imposibles, plenas de fantasía, que la elección más sugerente siempre es el trastorno. Porque éste, aun en sus manifestaciones más extremas, es sin duda una de las maneras más intensas de vivir.” Le han llamado creativo, pero también peligroso, con una máquina de triturar géneros literarios. Estos rinocerontes de Vilas habrá que conocerlos.

portada_el-crimen-del-soldado_erri-de-luca_201501121819El crimen del soldado, de Erri de Luca. Editorial Seix Barral – Booket.

Desde la caída del régimen nazi que tanto luchó por defender, repite una y otra vez la misma frase: «El crimen del soldado es la derrota.» Su hija, en cambio, cree que hay crímenes injustificables, como los de su padre. En Ischia, donde su padre la lleva cada año de vacaciones de verano, un muchacho sordomudo le enseña a flotar sobre el agua. Durante toda su vida, éste es el único signo de ligereza que conocerá. Ser hija de un criminal de guerra es vivir atrapada bajo el peso de una roca.” Creo que ya el argumento habla por sí solo, y siendo considerado de Luca de los mejores escritores italianos…

Maquetaci—n 1El adversario, de Emmanuele Carrère. Editorial Anagrama.

Un relato escalofriante, una historia real que nos sume en el estupor, que es un viaje al corazón del horror, un libro excepcional que ha sido comparado con A sangre fría de Truman Capote.” Esto ya debería bastar. “El 9 de enero de 1993, Jean-Claude Romand mató a su mujer, sus hijos, sus padres e intentó, sin éxito, darse muerte. La investigación reveló que no era médico, tal como pretendía y, cosa aún más difícil de creer, tampoco era otra cosa. Mentía desde los dieciocho años. A punto de verse descubierto, prefirió suprimir a aquellos cuya mirada no hubiera podido soportar. Fue condenado a cadena perpetua.” Según el autor, una experiencia que nos afecta a todos, y más si la has tocado tan de cerca. Está en lista, sí señor.

cubiertacontrase–aosos.inddLos osos, de Vsévolod Garshin. Editorial Contraseña.

Una de mis editoriales fetiche. Ya sea en noir, en narrativa, son joyas de mi corona. “Vsévolod Garshin, uno de los mejores escritores de relatos de la edad de oro de la literatura rusa, gozó de una enorme popularidad entre la joven intelectualidad de su país. El propio Tolstói lo consideró el mejor escritor joven de su tiempo junto con Chejov. Turguénev, por su parte, vio en él «todos los signos de un gran talento: temperamento artístico, un fino y acertado entendimiento de los rasgos característicos de la vida, tanto particulares como universales, sentido de la verdad y de la mesura, simplicidad y belleza en las formas y, como resultado de todo ello, una gran originalidad». Garshin fue uno de los autores más leídos de su generación en Rusia y su obra se tradujo rápidamente a la mayoría de las lenguas europeas. En esta selección, segunda que publicamos de este autor tras La señal y otros relatos, se recogen seis cuentos muy diferentes entre sí: dos fábulas, «Attalea princeps» y «Lo que no ocurrió», protagonizada la primera por una palmera, y la segunda, por un grupo de animales que viven en una granja; una leyenda tradicional, «La leyenda del orgulloso Aggueie»; dos relatos protagonizados por sendas víctimas de la sinrazón de la guerra, uno de los temas recurrentes en la obra de Garshin («Una novela muy breve» y «De las memorias del soldado Ivanov»); y, por último, el relato que da título al volumen, «Los osos», un emotivo cuento que, en palabras de José-Carlos Mainer, «indaga en la fuerza de las tradiciones, la banalidad de los sentimientos y la dolorosa irrupción de “lo moderno” en una sociedad arcaica»“. Necesitaba plasmar la contraportada entera. Con la traducción de Sara Gutiérrez y el prólogo de José Carlos Mainer, no hay desperdicio en ninguno de los relatos de este gran escritor. Otra vez, gracias, amigos de Contraseña.

portada_sarinagara_hin3h6mSarinagara, de Philippe Forest. Editorial Sajalín.

No podía faltar una editorial que sabe de calidad literaria. “El enigma de la palabra sarinagara es el centro de esta novela que une tres historias: la de Kobayashi Issa (1763-1827), el último de los grandes maestros del arte del haiku, la de Natsume Sôseki (1867-1916), inventor de la novela japonesa moderna, y la de Yamahata Yosuke (1917-1966), el primero en fotografiar a las víctimas y las ruinas de Nagasaki tras la explosión de la bomba atómica. Lejos de las representaciones habituales de la cultura japonesa, estas tres historias conforman la materia de un relato conmovedor sobre lo que no puede ser expresado: la posibilidad de sobrevivir a una experiencia desgarradora. Marcado por la muerte de su hija de cuatro años, Forest confirma en esta novela su lucha contra la banalización del dolor y su compromiso con la literatura concebida como resistencia al olvido.” Ambientada en Japón (exiliado al país nipón), Forest nos da en forma de narración una lección de humanidad.

¿No os dije que la vuelta de las vacaciones podría ser más llevadera? Lo único que esto puede causar es una rabia incontrolable por no saber cuál elegir. Una solución: todos. Que tengáis un feliz mes de Septiembre.