devuelveme mi noche rota“Digamos que los matices culturales que diferencian a unas cosas de otras me dan un poco lo mismo. Prefiero la aglutinación que se produce bajo las etiquetas generalistas”. Contextualmente, esta cita está basada en las generalidades que la música puede crear a la hora de agrupar ciertos ritmos, ciertas características afines entre la multitud de artistas. Pero en el momento leí estas mismas palabras de la mano de José Morand, supe que era el inicio de mi “discurso” – con permiso del autor, término que conoce – sobre devuélveme mi noche rota. Trasladamos las palabras citadas al contexto literario que tenemos entre manos, y le damos la vuelta. La diferenciación de esa generalidad es lo que subyace bajo el conjunto de brevísimos capítulos que compone la obra de este valenciano, basado, eso sí, en la música. Una visión casi experimental de una literatura de recuerdo, difícil de englobar en género, pero sí fácil de degustar al amparo del criterio propio del lector. La imagen de portada pertenece a la carátula del álbum La vida mata de Los enemigos. Protagonistas de uno de los capítulos, quizá emblema de un mensaje roto, donde la melancolía recupera sensaciones devastadas por el tiempo, en definitiva, la vida. Discurso que reaparece, “nihilista“, y “perfeccionado” – madurez mediante – y que reproduce quizá la esencia de esta sorprendente obra.

Discursos, sensaciones, recuerdos, melancolía. Bases argumentales para configurar un compendio de relatos más que breves, en los que el autor recupera aquellos momentos de su vida, no importa cuál va primero. No sé quien dijo – la memoria a veces traiciona, o mata – que la música es la perfecta transmisora de los sentimientos, de la personalidad verdadera. Motivo suficiente para que cada uno de esos recuerdos vayan de la mano de un artista musical, un álbum, una canción. Podría perfectamente ser una narración de un momento, un relato para leer a fragmentos, en ese instante que necesitas recordar qué es la vida, o por qué eres como eres, o quién eres. Nuestros actos nos definen, posiblemente inconscientemente, y los recuerdos nos devuelven esa visión de la vida.

Podría perfectamente ser una narración de un momento, un relato para leer a fragmentos, en ese instante que necesitas recordar qué es la vida, o por qué eres como eres, o quién eres.

Dictemos sentencia narrativa. Simple, sencilla, a veces superficial. Ese es su encanto. Los recuerdos nos vienen en simples feedbacks, – una reacción sencilla a aquello que vivimos en alguna época, retroalimentando nuestra personalidad – tal y como fueron, no los adornamos con barroquismos. Morand no adorna su escritura, parece una publicación de su bloc de notas de la vida, porque debe ser así, porque él escribe así, porque el género es ése. Pero como cualquier ser humano, no todos sus recuerdos son alegres, triviales. Y ahí viene un punto digno de mención. El juego de registro y tono que el autor utiliza va más allá de una simple redacción, sino que es una forma más que perfecta de plasmar realmente el paralelismo entre su obra y el ser humano que lleva dentro. Su lenguaje se vuelve intenso, con frases cortas, muy cortas. Rotas, como esa noche deseando ser recuperada.

Quisiera volver a la cita con la que comenzaba esta entrada, cerrándola de manera cíclica. La clasificación literaria da mucho juego hoy en día, y posiblemente a su vez otorga prioridad de selección. Dejemos que los relatos contados en Devuélveme mi noche rota hablen por sí mismos. Desde el más puro estilo ensayístico – con relativa originalidad – a la superficialidad expresiva, José Morand recoge en su propia literatura aquello que qualquier persona podría adoptar como propio. Sólo que Morand sabe cómo hacerlo. Con música, por supuesto.

Rubén Soriano

MML

Devuélveme mi noche rota

José Morand

Sinerrata 

Ficha del libro en la página de la editorial

Anuncios

Un comentario en “Devuélveme mi noche rota, cantada por José Morand

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s